Seguidores

Páginas vistas en total

Mi otro blog

Espero os gusten los pequeños relatos que compartiré, así como lo que me ronde por la cabeza y me parezca importante compartir.


Ilusión

Ilusión
Que la ilusión nos acompañe todos los días del año.

viernes, 21 de diciembre de 2012

Otra vez Navidad, otra vez la loteria.



Otra vez navidad, otra vez la lotería. Día 22 de diciembre y todos, porque no me creo que en España haya alguien que no lo piense, todos a pensar qué haríamos si nos tocara “el gordo”. Ese premio redondo, porque redondas son las bolas donde viene escrito y gordo, porque está relleno.

Aunque es sabido que suele estar más relleno de ilusiones que de billetes. Sobre todo porque, al menos en mi caso, lo invertido no puede traducirse en grandes cantidades, ya que lo que toca es lo que es, no aumenta ni disminuye. A tal cantidad le corresponde tal otra cantidad.
Pero esta noche, si no alguna más, nos dormiremos pensando en el reparto de esa supuesta fortuna.
En mi caso, no tiene mucho misterio, tengo dos hijos, pues lo típico, para ayudarles. Dar un empujoncito al mayor, que haciendo esfuerzos sobrehumanos se compró un piso y hace malabares para pagarlo. Y otra ayudita a mi niña, que este año ha pagado casi el doble de matrícula universitaria, gracias a nuestros maravillosos políticos, que ellos sabrán en que se han fundido el dinero público.
Y otro poquito, lo que quede, para mi marido y para mí, que empezamos a tener una edad en la que el futuro está a la vuelta de la esquina, tanto que casi en vez de futuro parece pasado.
Y si no, pues caeremos en el tópicazo del momento, lo importante es la salud, lo que me recuerda que en ese tema ando un poquito regular.
Bueno lo digo con la boca pequeña, no pido nada más, no me quejo en absoluto, con lotería o sin ella, mi vida es maravillosa.

Asun® 21 de diciembre de 2012





jueves, 13 de diciembre de 2012

Feliz Navidad!!!!!!!!


                                        D    y 
                               A                  U
F                          D                        n
  e                      I                        M
     L               V                     á
         i          a                G
           Z   N              i
                                     C
                                          o               3
                                               2     1
                                                  0

        

viernes, 7 de diciembre de 2012

Un paseo "constitucional/navideño"


De nuevo estamos en diciembre, y de nuevo a las puertas de la navidad. Hoy como ha sido festivo, es día 6 de diciembre, día en que celebramos la conmemoración del referéndum constitucional de 1978, en el que se aprobó la actual constitución, en vigor desde entonces.
     Sin entrar a cuestionar su importancia, y su vigencia, y si se respetan sus dictados, lo único cierto es que hoy algunos no hemos tenido que trabajar.
Yo he aprovechado el día para pasear por mi ciudad, que ya sabéis que es Madrid, y en su corazón, La Puerta del Sol, ya está instalado el árbol de Navidad. Y en la maravillosa Plaza Mayor, ya tenemos los puestecillos donde encontrar todo lo necesario para adornar nuestros hogares o adornarnos a nosotros mismos.
    Luego nada mejor que darse una vuelta por el Mercado de San Miguel, y tomar un aperitivo, en mi caso unas cortezas de cerdo, bien sabrosas y una cervecita fresquita. Después imposible resistirse a comer un bocadillo de calamares, aunque lo hemos tenido que comer en la calle, ya que había mucha gente, la mayoría turistas.
    Y como no volver de nuevo en la Puerta del Sol comiendo un pastel de nuestra famosa Mallorquina. Delicioso chocolate, en todas sus variedades, un verdadero placer, del que quizá nos arrepintamos al subirnos a la báscula…
     Después para terminar nos acercarnos al Palacio Real, y contemplamos una vez más nuestra catedral de la Almudena.
     En este punto y como diciembre en Madrid es frío, frío, nos tomamos un café, que nos hace recuperar temperatura, por fuera calentando nuestras manos, y por dentro sintiendo su reconfortante sabor en nuestras gargantas.
     Y con la noche ya envolviendo todo, cogemos el metro en La Latina, para dar por terminado nuestro día festivo, que de momento es casi lo único que podemos agradecer a nuestra magnífica pero cansada Constitución.