Seguidores

Páginas vistas en total

Mi otro blog

Espero os gusten los pequeños relatos que compartiré, así como lo que me ronde por la cabeza y me parezca importante compartir.


Ilusión

Ilusión
Que la ilusión nos acompañe todos los días del año.

miércoles, 19 de marzo de 2014

Esos pequeños gigantes, el equipo paralímpico.

Todos sabemos que la vida se compone de pequeñas cosas, esos pequeños momentos que nos llenan. Momentos para recordar, y sensaciones que nos hacen sentir bien.
A veces la vida nos los regala. Entonces solo hay que saber disfrutarlos dejarse sorprender.
Hoy he tenido yo la suerte de beber de esa fuente invisible que mana ilusión. Y me han ofrecido ese preciado trago, y por segunda vez, los chicos y chicas del equipo paralímpico que han participado en los juegos olímpicos de invierno en Sochi.
He tenido el privilegio de compartir un trocito de su día ajetreado, entre recepciones y encuentros oficiales. Y he vuelto a tener en mis manos, y colgando de mi cuello sus medallas.
Pero lo que me ha emocionado de verdad es la generosidad con que las han compartido conmigo. Todos los deportistas nos dan una lección de entrega y pasión, pero estos saben más que nadie de ello, nos la dan de superación y lo envuelven en una naturalidad y humildad, que de verdad es para quitarse el sombrero.

Así que va por ellos, me quito el sombreo y lo lanzo dándoles las gracias por compartir tanto.


viernes, 7 de marzo de 2014

Don Francisco de Goya.

Había asistido con gusto a aquel anciano que se granjeó su respeto y cariño. Ingresó desde una humilde residencia del barrio de Beicon Hill de Boston. Pero allí apenas sabían de él su nombre y que un despacho de abogados pagaba puntualmente su mensualidad. El director de la residencia le visitaba todas las tardes a las 5 y acompañaba el mutismo en que Mr Frank llevaba años hundiéndose.

Sin embargo con él, el más joven médico del hospital, se había abierto como se abre  un ventanal en medio de la tormenta.

Esa mañana poco antes de cerrar definitivamente sus ojos había dibujado un tosco boceto para enseñarle la que, según decía era su casa.

Su casa, pero si parecía un palacio, o una iglesia.

Esa tarde, mareado y confuso regresó a su apartamento con una copia del testamento:

Boston,  March 1, 2014

“Don Francisco de Goya y Aguirre, natural de Fuendetodos, provincia de Zaragoza, España, en pleno uso de mis facultades mentales, nombro heredero universal de todos mis bienes, y especialmente de los que hoy se exponen en la que considero mi verdadera casa, el Museo del Prado de la cuidad de Madrid capital de España, a mi médico personal.”

-*-*-*-*

Relato de Marzo de Esta Noche Te Cuento. COMENTA AQUÍ



Asun© 1 de marzo de 2014