Seguidores

Páginas vistas en total

Mi otro blog

Espero os gusten los pequeños relatos que compartiré, así como lo que me ronde por la cabeza y me parezca importante compartir.


Ilusión

Ilusión
Que la ilusión nos acompañe todos los días del año.

lunes, 22 de abril de 2013

Un desván con sueños.


En vísperas del día internacional del libro, yo voy a hablar de música. De canciones, y de cantantes. En realidad hablaré de amistad. Porque mis protagonistas hoy son dos cantantes, que aman la música, pero ante todo son mis amigas.
Esas de las que nos gusta presumir, porque son antes que nada buenas personas. Son dulces, inteligentes y tiernas, y además tienen carácter, y lo han demostrado con creces sabiendo resolver las duros lances que ha traído consigo el mejor de los oficios, el de vivir.
Así mientras ellas cumplen un sueño, que es el de cantar en un escenario, con público, y ciertos medios técnicos, nos hacen el mejor de los regalos, que es disfrutar de sus voces y ese don que tienen de hacer suyas cuantas melodías y letras interpretan.
Un placer para mí contar al mundo que tengo tan especiales y queridas amigas. 
Sin duda un tesoro guardado en el desván de nuestros corazones, ese desván donde en la mayoría de las ocasiones almacenamos lo más importante, y no por escondido lo tenemos olvidado.
Un beso enorme y mi deseo de que no dejéis nunca de realizar vuestros sueños.
 Para vosotras: Luz y Marina



viernes, 12 de abril de 2013

De vez en cuando


De vez en cuando hay que regalarse los oídos. Sobre todo a cierta edad, ejem, la mía.

De vez en cuando la vida te pone una zancadilla, una jugarreta de esas que nunca hubieras esperado.

Pero paralelamente esta vida que tan mal quiere tratarte, te da un respiro.
Te hace un regalo: tú que siempre has sido muy exigente y dura para ti misma. Que siempre has pensado que eras la más insignificante, y que no interesabas a nadie, porque no mereces la pena.
De pronto ves que si interesas, y que te ofrecen un cariño y apoyo que no hubieras nunca imaginado. Y esta se convierte en la mejor de las terapias.
Por ello de vez en cuando hay que dejarse mimar, escuchar que estás estupenda y que ya tocaba que todo fuera de color de rosa para ti, aunque haya que seguir adelante y ser conscientes de que nos queda mucho camino por recorrer en este sendero sin fin que es la vida.
Pero de vez en cuando debemos sentarnos en un recodo del camino, mirar alrededor, y calladamente escuchar lo que el resto del mundo tiene que decirnos, y por qué no?, regalarnos los oídos.