Seguidores

Páginas vistas en total

Mi otro blog

Espero os gusten los pequeños relatos que compartiré, así como lo que me ronde por la cabeza y me parezca importante compartir.


Ilusión

Ilusión
Que la ilusión nos acompañe todos los días del año.

lunes, 21 de diciembre de 2015

El mejor regalo

      Imaginó que estaba en una casa grande. Sus padres eran los dueños y tenían varios criados. Uno de ellos la acomodó en una mesa enorme, repleta de cosas riquísimas. 
Un precioso paquete con lazos rosas esperaba en su dormitorio. La casa de muñecas que tanto había deseado era su regalo de Navidad. Era feliz, pero sentía un vacío extraño. 
Algo rozó su cara y le hizo despertar. Su madre la arropaba con un dulce beso que escondía una lágrima por no poder ofrecerle nada más. Abrió los ojos y olvidó todo lo soñado. 
Sonriendo, supo que tenerla a su lado era el mejor regalo posible.



Asun@16/10/14
Imagen tomada de la red

lunes, 14 de diciembre de 2015

Última Partida


     Las besa con suma conciencia para no equivocarse. Ha puesto todo sobre la mesa, literalmente. Acaba de dar el salto sin retorno al abismo profundo de la perdición.  
      En un breve flashback, recorre su trayectoria desde que comenzó. Primero con pantalón corto, la cara sembrada de acné y los ojos bailando de emoción, era la primera vez. Luego diferentes casas, diferentes colegas. Alguna compañera también, con la que hubo algo más en la oscuridad de algún callejón sucio. 
     Mira de soslayo a sus compañeros de juego mientras besa apasionadamente sus cartas.
Ahora, no sabe si desea ganar o perder.

Asun©2/12/2015
Imagen recogida en la red.

martes, 1 de diciembre de 2015

Invisibles.

    Vuelven a ser invisibles, cuando María desvía la mirada y se pierde entre las hojas del abedul, como la brisa suave de la tarde. Sus ojos que hace un momento eran vivos, habían quedado empañados por un opaco velo y ella misma parecía haberse ocultado tras una cortina inexistente. 
   Ellos se quedan contemplándola, esperando a que regrese de ese lugar donde pasa cada día más tiempo. Anochece en el jardín, la brisa se ha convertido en viento recio y la casa se ha quedado fría. Paco mira apesadumbrado a sus hijos. Sabe que su mujer no va a regresar, al menos hoy ya no.

Asun 22/10/2015