Seguidores

Páginas vistas en total

Mi otro blog

Espero os gusten los pequeños relatos que compartiré, así como lo que me ronde por la cabeza y me parezca importante compartir.


Ilusión

Ilusión
Que la ilusión nos acompañe todos los días del año.

jueves, 10 de abril de 2014

El tirachinas.

Le deseé que tuviera un buen turno. 
Animé a mi hermanita, la boba de María, a que se presentara. Total ¿qué niña sabía tirar con el tirachinas?
 También la había animado a coger la bici, y ahora lucía ya para el resto del verano, un buen raspón en sus rodillas. Le estaba bien empleado por ñoña y cursi.
Eran tres tiros y yo iba ganando, aunque había fallado uno.
Después de que le dijéramos como se cogía, tiró ella. Acertó el primero. Casualidad. El segundo. Horror. Y... el tercero. ¡Mierda!. Había ganado. Entonces decidí odiarla el resto de mi vida.










Asun© 5 de abril de 2014  

domingo, 6 de abril de 2014

La hucha de Domingo

Enero en Madrid era helador. La portería estaba en un semisótano, que por el lado de atrás daba al patio de luces. ¿De luces? nunca entendió que se llamara así, todo era gris en esa casa y en su vida, desde que acabó la guerra.
Domingo ya tardaba. Esperaba no tener que salir a buscarle a “los caracoles”.

Demonio de hombre. Había trabajado tres días esa semana en una obra de la calle Ave María. Ella se enteró por la Manuela, la portera de la calle de la Fé. Así que ahora estaría gastándose las pocas pesetas en vinos y caracoles.

Se sentó mirando al aparador. Reparó en el libro: El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, ¿a quién le interesaba?  Un papel se escurrió de entre sus páginas, un billete de cinco pesetas y otro y otro. El bueno de Domingo, “¿así que esta es tu hucha?”


Se echó la toquilla por los hombros y se fue a la plaza y según llegaba pensó “¡qué diantres! nada de morcillo, compraré una col y patatas. Mejor me paso por donde Maruja y me merco aquellas medias y un pañuelo nuevo pa la cabeza y un jabón de olor, y…”
Podéis comentar AQUÍ






Asun®4 de abril de 2014