Seguidores

Páginas vistas en total

Mi otro blog

Espero os gusten los pequeños relatos que compartiré, así como lo que me ronde por la cabeza y me parezca importante compartir.


Ilusión

Ilusión
Que la ilusión nos acompañe todos los días del año.

sábado, 6 de julio de 2013

Atención, Metro de Madrid, informa...

Atención señores clientes, metro de Madrid informa…
Así empezaba un aviso, de los muchos que se oyen a lo largo de cualquier viaje en este medio subterráneo de transporte, en la ciudad de Madrid.
Es tan corriente que nos deleiten con avisos de este tipo, que por ello no se les hace el menor caso, la mayoría de las veces.

Incluso cuando no tienen nada que decir, lo dicen, es cuando sale esa vocecita para aconsejar: Para evitar aglomeraciones, pasen al centro del andén, o algo así, más o menos.

Queda muy moderno que te hagan tantas recomendaciones, pero entre el ruido de fondo, que no te aclaras, la megafonía que no es tan maravillosa, y lo continuo de los mensajes, el  resultado es un molesto “run, run” que francamente podría ser evitable, o mejorable.
Pero  el motivo de mi asombro, es que aunque soy usuaria, y con gusto, la verdad, del metro de Madrid, hoy he escuchado esa vocecita.
Ese Pepito Grillo megafónico, que anunciaba un corte de trayecto entre varias estaciones. Hasta aquí todo bien, pero cuando oigo el nombre de las estaciones me quedo a cuadros.


Claro no suelo leer las novedades “metriles”, y hace tiempo que los nombres de las estaciones se me escapan. Yo me quedé en Canillejas-Aluche, y lo de ahora Alameda de Osuna- casa de Campo, me suena raro la verdad.
Pero al menos esas estaciones son lógicas, la Alameda de Osuna, es un barrio de toda la vida, y la Casa de Campo, no digamos, un sitio castizo en Madrid.
Pero que me decís de Vodafone-Sol, pero ¿qué es eso?, la estación casi más clásica del metro madrileño, se llama ahora como una compañía telefónica?
Eso es lo que escuché en aquél anuncio de megafonía que hacía saber que se interrumpía el servicio entre varias estaciones, entre ellas  Vodafone-Sol.
Dios!! , ¿Cómo es posible?, reconozco mi ignorancia, pero desde cuándo? Es que el metro se ha vendido a Vodafone?,  estoy intrigadísima, y sobre todo perpleja, Vodafone-Sol?.
No se me va de la cabeza, ha sido todo un shock, quizá soy una madrileña muy sensible, pero a mí que me gusta tanto ambientar los relatos en el metro, me han quitado toda la magia.
¿Qué relato que se precie puede ocurrir en Vodafone-Sol?.
Bueno estoy en período de adaptación, igual me acostumbro.
Aunque es muy, muy difícil acostumbrarse a esto, o a estos...





Asun©6 de julio de 2013

6 comentarios:

  1. Pero me quedo igual de asombrada...no se si reír o llorar, parece de broma, la verdad...quitar el nombre de una estación de metro por esto...perpleja me has quedado!!!
    Un abrazo!!!

    http://quedateenminube.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. A que si? te quedas con la boca abierta, viendo estas cosas, no tengo ni idea de por qué ha sido, pero yo jamás me referiré al metro de Sol como vodafone-sol. Para mi es una vergüenza. Pero es lo que toca con semejantes personajillos gobernando todo.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Si es que ya no hay nada que no esté en venta, incluido los nombres, pronto acabaremos bautizando a Juan Rnault Megane de todos los Santos.... el mundo está loco y el dinero, es el gran caballero que lo enloquece cada día más. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ante todo he de decir que no se porqué ahora se llama así la estación, que vodafone, la compañía, tenga algo que ver o haya puesto dinero, o lo que sea, son suposiciones no contrastadas.
      Yo solo hago mención al nombre y NO ME GUSTAAAAA
      Pero como bien dices, qué nos quedará por ver....
      Saludos.

      Eliminar
  4. Dicen que es un acuerdo con Vodafone para ayudar a la financiación del transporte público, como si no nos cobraran ya el billete bastante caro, tienen que recurrir a estas tontadas, pero bueno ya que lo han hecho nos quedariamos más tranquilos si bajara el precio del billete.

    Marina Balay

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si. Encima hoy he tenido un altercado con una taquillera, ya que las máquinas expendedoras de billetes no funcionaban, al final otro señor ha pedido la hoja de reclamaciones por el trato que me estaba dando la buena mujer, y yo no había casi ni abierto la boca. Luego nos ha dejado pasar sin pagar haciéndonos un justificante además.
      En fin un número.
      Un saludo Marina.

      Eliminar

MUCHAS GRACIAS POR VUESTRAS PALABRAS.