Seguidores

Páginas vistas en total

Mi otro blog

Espero os gusten los pequeños relatos que compartiré, así como lo que me ronde por la cabeza y me parezca importante compartir.


Ilusión

Ilusión
Que la ilusión nos acompañe todos los días del año.

sábado, 18 de enero de 2014

Una llamada de atención: ¿Tallas grandes?

     Estoy en el salón de casa, saliendo de la morriña que me invade después de comer y viendo con asombro que estamos llegando a las 6 de la tarde. Oigo ruidos en la cocina y sé que es mi hija que hace un alto en su tarde de estudio, para estirar las piernas y tomar un refrigerio, ya que ella ha comido pronto y está en uno de sus habituales maratones de estudio, que consisten en no despegarse de los libros o los apuntes, bien en la biblioteca o bien en su habitación de casa. Claro lo habéis adivinado, yo estoy muy orgullosa de ella, es todo lo que se puede desear en una persona y no digamos en tu propia hija. Lo que yo diga es tan subjetivo que lógicamente no lo podéis tener en cuenta. Pero ella es guapa, responsable, educada y con un alto grado de empatía, compasión y bondad. Unido a una fuerza de voluntad y amor propio, que le hace tirar hacia delante y buscar no ya el triunfo en las actividades que acomete, sino la excelencia.
    Y dicho esto, os preguntaréis a donde quiero ir a parar, es mi objetivo presumir de niña?
     No, aunque un poquito de orgullo de madre sí que hay, claro.
    Este preámbulo es para llegar al tema que me ocupa hoy: La irresponsabilidad social en ciertos temas. Concretamente en el ámbito comercial.
          Volviendo a mi relato, me acerco a la cocina porque quiero compartir con la niña, esos momentos de relax que ella se toma. Lo hace comiendo una fruta, a modo de merienda. Con la televisión de fondo. Así cuando me siento a su lado, comentamos cualquier cosa, ella lo cansada que está y yo alguna broma acerca de lo que vemos en la pequeña pantalla.
    Hoy me ha comentado algo, ¿sabes mamá que en …(cierta cadena de moda) consideran talla grande a partir de la 40? Me deja loca. Porque sabe lo que me indignan estas cosas. Pero cómo se puede considerar talla grande la 40. Entonces ¿qué es lo normal?.
    Entiendo que para que exista una talla grande ha de existir una mediana, que yo diría sería la normal, y una pequeña. Y si partimos de la 40 como grande, que consideramos normal? La 38, la 36?
     Imposible, irreal y descabellado. Mi propia hija usa a veces la 38, a veces la 40, y teniendo en cuenta su altura 1,70 cm (importantísimo en este sentido), está bastante delgada, pero digamos que está bien. Pero según esa catalogación de la marca en cuestión, ya tendría que buscar su ropa en la zona de tallas grandes.
     Por favor no arruinemos la autoestima de nuestros jóvenes. Que son todavía tan jóvenes que resultan vulnerables a estas cosas.
      Hoy además todos tienen acceso a todo tipo de publicidad e información a través de esa pantalla mágica que no dejan de mirar, la de sus móviles. Y lógicamente no leen en Boletín Oficial del Estado, que también podrían, ni los comunicados del Ministerio de Sanidad, que también podrían.
     Claro ellos leen sus cosas, las noticias referentes a gente de su edad. Y toman como modelos a quienes creen son ideales, guapos triunfadores, delgados… Solo que no se dan cuenta de que no son reales. Una imagen, y ellos lo deberían tener en cuenta mejor que nadie, puede estar retocada, manipulada, arreglada y en definitiva presentada de modo que resulte atractivo e irresistible a los ojos admirados de nuestros chicos y chicas. Pero se olvidan de poner el subtítulo tan famoso de “cualquier parecido con la realidad, es pura coincidencia”. O al menos describir las técnicas de retoque fotográfico que se han usado. Y sin no ha habido retoque en la fotografía, deberían hacer referencia a la preparación de los modelos, en cuanto a maquillajes etc. (esto sí que recuerdo que se indica en algunos reportajes, cuando mencionan al maquillador, peluqueros y marcas usadas).
     En definitiva quiero hacer una llamada de atención, no creemos falsas expectativas, no vinculemos el éxito o fracaso personal de nuestros jóvenes a unos cánones de belleza que les hacen en muchos casos enfermar física y psicológicamente.
     Después de comentar sobre ello y manifestar mi indignación, mi hija no ha terminado de darme la razón, y pienso con amargura que me gustaría de verdad conocer cuál es su verdadera  opinión acerca del tema. Por desgracia presiento que como el resto de su generación, está más cerca de creer que está rallando la obesidad que de estar preocupada por sus pocas carnes.





Asun©18 de enero de 2014


7 comentarios:

  1. Lo en la tele me igna pensar que una talla cuarenta sea talla grande, pregunto. ¿se esta potenciando la anoresia?, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo digo yo, por favor un poco de responsabilidad. Que por desgracia no las consecuencias no son ningún juego.
      Besos M, Jesús

      Eliminar
  2. Pues sí.
    Yo cogería el lema de es mejor prevenir que curar, si no se creasen esos arqueotipos sociales no acabaríamos con los problemas de salud conocidos, especialmente en las chicas jóvenes. Pero claro nos ha tocado vivir en una sociedad donde solamente juzgamos por las apariencias y así nos luce el pelo. Quizá deberíamos mirar un poco más en el interior de las personas.
    En cuanto a las tallas grandes yo tengo otro tipo de problemas. Un tipo de 1 noventa y tantos no siempre encuentra lo que busca. Un saludo soñador.

    ResponderEliminar
  3. Pues sí.
    Yo cogería el lema de es mejor prevenir que curar, si no se creasen esos arqueotipos sociales no acabaríamos con los problemas de salud conocidos, especialmente en las chicas jóvenes. Pero claro nos ha tocado vivir en una sociedad donde solamente juzgamos por las apariencias y así nos luce el pelo. Quizá deberíamos mirar un poco más en el interior de las personas.
    En cuanto a las tallas grandes yo tengo otro tipo de problemas. Un tipo de 1 noventa y tantos no siempre encuentra lo que busca. Un saludo soñador.

    ResponderEliminar
  4. Tienes toda la razón Manuel, sería mejor ver las cosas con mas naturalidad, y no quedarse solo con el exterior de las personas.
    Ya veo que eres un gran tipo, al menos en altura!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Muy buena reflexión, querida Asun, nos están acostumbrando a imágenes con muy poco de realidad y los más jóvenes pueden ser seriamente perjudicados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es las mentes jóvenes son las mas vulnerables, pero tengamos confianza en que la sensatez gane la batalla.
      Un abrazo grande querida Yadira.

      Eliminar

MUCHAS GRACIAS POR VUESTRAS PALABRAS.