Seguidores

Páginas vistas en total

Mi otro blog

Espero os gusten los pequeños relatos que compartiré, así como lo que me ronde por la cabeza y me parezca importante compartir.


Ilusión

Ilusión
Que la ilusión nos acompañe todos los días del año.

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Marianita, la blanca.

Marianita, la blanca, estaba a un paso de arder en la hoguera.
Al filo de las doce de la noche del último día del año, con la última campanada del reloj de la catedral, comenzaría la danza del fuego.
Quizá su destino estuvo escrito el mismo día en que nació.
Demasiado blanca para su clase. Delicada y dulce hasta desesperar. El amo dudó de su paternidad. Semejante birria de niña no podía ser de su cosecha, aunque tampoco parecía hija de esa poderosa jaca que era la Mariana.

Marianita creció a golpes, porque el amo cerraba los ojos para no ver su fragilidad y la trataba peor que al resto de sus criados. Ella etérea y liviana lo resistía todo.

A los 15 años era hermosa, su tez no se había oscurecido un ápice y su cuerpo aunque  menudo, tenía  proporciones justas para enloquecer.
El amo perdió la compostura por ella y su hijo Rodrigo, perdió mucho más, el entendimiento entero.

¡Bruja! Acusaron públicamente. ¡Bruja! La niña era capaz de arrebatar almas y conciencias, guiada sin duda por el maligno. Así resolvieron tan incómoda situación.

31 de diciembre, noche cerrada.
Marianita, la blanca, daba su último paso hacia la hoguera.

  

Asun©9 de diciembre de 2014

Puedes comentar en Esta noche te cuento













Imagen de la red

6 comentarios:

  1. El fuego siempre ha servido para engañar conciencias.

    Suerte Asun. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, Miguel, cuántas Marianitas acabarían en él.
      Afortunadamente hoy no se quema a nadie.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Muy bonito tu cuento Asun. Como siempre, cuando no se puede entender al otro, se le machaca o c¡simplemente, se le quema como es el caso. Felicidades.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es verdad, a veces se inventan historias para acabar con alguien, simplemente porque es diferente o tiene algo especial.
      Esperemos que nunca tengamos que afrontar nada parecido.
      Un abrazo.y Felices Fiestas

      Eliminar
  3. La diferencia provoca miedo al cobarde y al ignorante y genera curiosidad al valiente y al sabio.
    Crudo cuento, pero, como siempre, muy bueno. Me alegra que sigas al pie del cañón.
    Un saludo cariñoso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, cuánto me alegro de verte por aquí. Debería darme una vuelta por tt para recordar a tanta gente buena que conocí allí.
      No te creas que sigo al pie del cañón, hago un para de cosillas al mes por obligarme, pues el tiempo sigue siendo mi enemigo.
      Un beso grande

      Eliminar

MUCHAS GRACIAS POR VUESTRAS PALABRAS.